Monday, July 18, 2011

Cuentos de Grimm, vicio y mental illness

En los cuentos de Grimm (que lindos diras vos, pero pensalo dos veces), pasa siempre lo siguiente:

   * La gente no reconoce las caras (necesitan el zapato para medir el pie y reconocer a Cinderella);
   * Lo que toman como bebida energética (el gatorade de la epoca) es siempre vino (que las madres le dan incluso a los ninos para fortalecerlos cuando van a trabajar al campo). Será que en esos tiempos era mas parecido al jugo de uva?.
   * Los viudos siempre se casan una segunda vez con mujeres desalmadas que les imponen completamente sus voluntades.
   * Los reyes siempre ofrecen a sus hijas y la mitad del reino por tonterías dignas del Guiness Record.
   * La gente no piensa mas que en perlas y oro o se enamoran perdidamente con solo con ver un cuadro (y lo peor es que las representadas se casan igual de contantas)...
   * Las cosas siempre pasan tres veces; los hermanos son siempre tres y el mas chico es en general estupido pero valiente (o bueno, pero a veces esas cosas son sinónimos) y los otros unas ratas interesadas solo en el reino.
Pero lo que mas me impresiona es que a pesar de la prosopagnosia, los problemas de memoria, los cambios de actitud tipicos de gente con brain damage, las incongruencias temporales (salen a buscar agua bendita por un dia, luchan y salvan un reino durante la vuelta, todo esto mientras el rey muribundo espera), NOSOTROS LOS LECTORES lo leemos todo sin chistar. Todo esto me hace pensar en el universo absurdo de los suenos, con gente mala y otra buena de forma absoluta (en los suenos "sentimos" el bien o el mal), con sorprendentes descubrimiento de poderes sobrenaturales que no se sabia que se poseian (completamente harry poterescos o xmenescos, pero que aceptamos al instante), animales o gente que dicen cosas y que? ta, son verdad y ta. Porque? porque esa creduludad patologica?

Esa realidad sobrenatural tiene un poder hipnotico fuertísimo: es como que esta escrito en un assembler cerebral que todos entendemos, se lee facilicimo y nos reimos demasiado transquilos de lo absurdo, lo aceptamos sin problemas y casi con nostalgia. Es como que la realidad de los suenos fuese en el fondo la verdadera, que se nos escurrio en algun momento de descuido.

10/17/2010

1 comment:

  1. http://contestadorautomatico.blogspot.com/2010/10/cosas-que-aprendi-mirando-tele.html

    ReplyDelete