Tuesday, September 29, 2009

11/6/99 - el despertar no es trascendental

Abrir una ventanita de windows por amigo, por cada persona querida que tengo; y escribirle como si estuviese a su lado. Esa necesidad egoista de comunicar. Porque es egoista, la prueba esta en que uno se siente mejor, los contornos del yo se redibujan gracias a los demas. No existe el otro, no podemos comunicar con el que no soy yo mismo. Y para peor ni siquiera podemos comunicar con nosotros mismos, porque en el fondo la ilusion de ser una entidad individual es tambien una ilusion. El lenguaje (nuestro centro de broca) se habla a si mismo, como mucho. Nada sabe mi lobulo occipital, que anda mirando el mundo, mudo. Y cuando escribo esto, ni siquiera se puede decir que haya alguien que lo esta escribiendo : en cada instante la palabra escrita es otra, la consciencia tambien (y visceversa: como dice Benedetto Croce, el lector de dante es el mismo dante cuando lee la divina comedia; a proposito esa tesis no es otra que la de Bioy Casares en ‘La invencion de Morel’ : la reproduccion del acto reproduce al actor. Y es evidente, porque el actor no existe, el actor es una ilusion producto del acto que existe por si solo.

Dicen los Buddhistas :

No hay mas que sufrimiento, pero no hay sufriente,

No hay actor, no hay nada mas que acto,

El nirvana es, pero no es el que lo busca.

El Camino existe, pero no hay caminante.

(o sea que lo de caminante no hay camino, se hace camino al andar, es exactamente lo contrario de la verdad : estamos del lado de los artistas, de la gente que engaña por amor hacia los otros, por amor a si mismo y a la ilusion de ser y querer vencer la muerte (que ya mato, que asusta con una muerte del cuerpo totalmente insignificante pero espectacular y sensacionalista). El artista es aquel cuya tarea consiste en mezclar las cosas para que nuestra mente confusa termine creyendo en el samsara. Sin embargo yo creo que el verdadero artista termina dandose cuenta de su propio engano, y es por eso que busca liberarse de la ilusion, buscar la verdad en lo simple. El arte contemporaneo es una forma de despertar. El minimalismo y el arte conceptual dejan atras la cascara de la plastica y la preocupacion por lo estetico que es al fin y al cabo la escencia de la ilusion y la unica razon por la cual nos es tan dificil percibir el vacio que gira sin razon, el programa que corre porque si, sin RET, 201)

Por un lado tenemos la nececidad de un dios paternal –besoin psicologique. Por otro la razon que nos conduce a la verdad –es decir al descubrimiento de que detras de las bambalinas no hay nadie. Y que no hay bambalinas (en realidad el Samsara se confunde con el universo inmaterial del nirvana). Se necesita mucho mas que coraje, paciencia e inteligencia para despertarse; pero todavia mas para darse cuenta de que ese despertar no tiene ninguna importancia (como el acto del suicidio, que no tiene ninguna repercusion para la persona que se mata, como en aquel cuento de borges cuyo no mbre no recuerdo). Es que si te pones a pensar, el suicida no tiene forma de darse cuenta su acto luego de perpetrarlo - y despues ya no hay ni sufrimiento ni no-sufrimiento. No existe entidad capaz de decir cual es el estado de una cosa que no existe... A proposito, cual es el color de una manzana que no existe? Decir que no tiene color es facil. Y sin embargo la propiedad de ‘no tener color’ es una propiedad que se tiene o no se tiene... Como una cosa que no existe puede tener algo? (recordar el "argumento ontologico" de St. Anselm of Canterbury probando la existencia de dios) Conclusion : la cuestion de saber si el suicida, al acabar con el sufrimiento en el mundo terrenal, acaba tambien con el sufrimiento en el mas alla, puede llegar a tener sentido. Pero no nos alejemos del problema. El despertar, el nirvana. Pero quien se despierta?

Cuando entendemos como funciona una tijera no dejamos por ello de seguir usandola. Cuando entendemos como funciona nuestra conciencia, cuando nos damos cuenta de la existencia de ese circulo vicioso infinito que nos hace creer que por pensar existimos y que por lo menos hay alguien que cree que piensa y entonces existe... and so on ; cuando nos damos cuenta de ese engano y nos damos cuenta que somos como un reloj despertador, como un automobil, como cualquier automata, porque vamos a dejar de vivir en la ilusion? Porque vamos a dejar nuestros objetivos –aunque sean arbitrarios, aunque tengan como origen pulsiones nada trascendentes -pero de hecho tambien nos damos cuenta de que no hay cosas que sean mas trascendentes que otras-, porque vamos a dejar de seguirlos, correr tras ellos? No vamos a volvernos apaticos... El despertar no deberia tener ninguna (no PUEDE) tener ninguna importancia, ninguna repercucion en el emundo fenomenal. O bien no se entendio nada.

La conciencia es lenguaje. El lenguaje es una capa superpuesta (es el unico karma verdadero que no nos deja libres y que nos pesa como una frazada de plomo y nos hace sudar la vida) por sobre nuestros actos reflejos, los actos reflejos, los actos de todos los hombres, los actos de todos, los actos, sobre el universo, sobre.

La preocupacion acerca de la existencia de la conciencia es –tambien- un problema que PERTENECE a ese nivel de las cosas, al nivel del lenguaje y no puede escaparse, no tiene substancia en otros niveles (de la misma forma en que mi lobulo occipital o mi neurona x nada sabe del nivel emergente de conciencia que me permite escribir esta verborragia interminable – y de la misma forma con que lo SABE a su manera). Es un problema en el fondo totalmente ajeno al mundo de los actos, (no hay actor, solo existen los actos : el sujeto de la accion es pura convencion del lenguaje). D’ailleurs, miremos un instante desde afuera como hacen los conductivistas y su caja de Skinner : a pesar de tanta prise de tête, el ser humano sigue comportandose como cualquier animal (no puede ser de otra manera). Una ultima cosa : el verdadero problema (por supuesto de orden linguistico) no es entender porque y si existe o no el mundo fenomenal del cual debemos escapar (quienes?). El verdadero problema (ilusorio, linguistico, social, religioso, y dicho sea de paso, los problemas NO pueden escapar al universo intelectual, y por lo tanto son clasificables... El koan es una forma de cortocircuitar el lenguaje para demostrar (demostrarse a si mismo, porque no olvidemos que si somos algo, SOMOS LENGUAJE) que las cosas pueden existir prescindiendo del lenguaje... es decir de la existencia. Dicho de otra manera, las cosas ni existen ni NO-existen. Es pura convencion del lenguaje!) Un verdadero "despertar" no deberia tener la mas minima repercusion sobre el mundo fenomenal. No debe tenerla. No PUEDE tenerla. Es mas : me parece que son otra vez las ganas de creer en algo que tenga poder sobre el lenguaje lo que nos hace creer en la naturaleza sobrenatural del despertar... que no tiene ningun interes en escencia (pero me hizo escribir todo esto, lo cual significa que la busqueda –el camino- del despertar SI tiene repercusion en el mundo fenomenal=mundo del lenguaje, mundo simbolico ).

A proposito de la identidad lenguaje-mundo: es exactamente lo que opino cuando digo que la fisica en su busqueda de una verdad matematica del mundo no es otra cosa que la busqueda del lenguaje dentro de si mismo por un sistema coherente de pensamiento. La cantidad de cosas que no entendemos nos dan una medida de la pequenez de nuestro lenguaje que esta lleno de contradicciones (es decir, la pequenez de nuetra conciencia), y cada descubrimiento es equivalente a una extension de nuetra conciencia que se vuelve mas coherente.

Interesante tambien : el problema de nuestra atencion limitada: en realidad nuestra conciencia no tiene limites muy bien definidos, y una parte puede estar guardada en la biblioteca –memoire de masse, memoire ram-, a la espera de ser, pero claro, ya es. En realidad somos el universo, somos todo, presente, pasado y futuro.

No comments:

Post a Comment